Lo nuevo en modelación corporal: Criolipólisis y Ondas de choque radiales

Lo nuevo en modelación corporal: Criolipólisis y Ondas de choque radiales

Descubra el protocolo más novedoso para tratamientos corporales

En los últimos años, se ha comprobado que posterior a la sesión de Criolipólisis, el uso de ondas de choque radiales permite incrementar la perdida de grasa localizada, lo que potencia los resultados de tratamientos logrando elevar los porcentajes de reducción de grasa y mejoría de los tejidos, favoreciendo el tensado cutáneo y la remodelación corporal no invasiva.

Es decir que esta nueva combinación potencia aún más los resultados obtenidos con Criolipólisis, ya que las ondas radiales ejercen percusión (efecto mecánico) sobre los cristales de grasa aumentando la presión sobre la membrana celular del adipocito, acelerando los mecanismo de muerte celular (apoptosis) así como de eliminación del contenido adipocitario.

 

Este tratamiento revolucionario y actual se convierte así en lo más novedoso para tratamientos corporales.

 

Las ondas de choque son ondas acústicas con un pico de energía alto y de breve duración (5ms) de presión positiva en la que se imprime una compresión seguida de una fase de presión negativa de menor intensidad y mayor duración, generando un efecto de tracción sobre los tejidos.

Es fundamental distinguir los dos tipos de ondas de choque: Radiales y Focales.

Las Ondas Radiales, generadas por impulsos electromagnéticos, son más superficiales, llegando hasta 3-3,5 cm de profundidad, se propagan de manera divergente y pierden energía hacia la profundidad, abarcando superficies más amplias que las ondas Focales, las que no tienen ninguna finalidad estética, son por aire comprimido (a compresor) y ejercen su efecto a mayor profundidad y con mayor fuerza, ideales para tratamientos de fisioterapia y rehabilitación.

Las ondas radiales son específicas para tratamientos de estética, provocando sobre los tejidos efectos biológicos, físicos, químicos y celulares por un mecanismo de mecano-transducción entre las células y el tejido conectivo, es decir que las células son capaces de reconocer los estímulos mecánicos y generar respuestas biológicas, aumentando además la vascularización de la zona.

A nivel tisular estimulan la formación de colágeno, es decir neo-colagenogenesis, necesario para los procesos de reparación de los tejidos, mejorando flaccidez y favoreciendo el tensado cutáneo.

En los últimos años se ha comprobado que posterior a la sesión de criolipólisis y de otras terapias como ultracavitación y lipolaser, esta tecnología permite incrementar la perdida de grasa localizada, lo que potencia los resultados de tratamientos logrando elevar los porcentajes de reducción de grasa corporal y mejoría de los tejidos, favoreciendo el tensado cutáneo y la remodelación corporal no invasiva.

En general no provocan reacciones adversas, puede verse ligero enrojecimiento cutáneo y leve molestia relativa durante la aplicación.

Se realizan entre 3 y 6 sesiones, semanal o quincenal, dependiendo de cada caso en particular.

Después de tratamientos para reducción corporal y grasa localizada, es recomendable la aplicación de la terapia de ondas de choque, la cual se puede realizar inmediatamente posterior, a continuación, en la misma sesión.

Esta especialmente indicado para mejorar casos de Celulitis, activando la circulación linfática, aumentando la circulación sanguínea y la elasticidad del tejido conjuntivo.

Se puede observar una reducción de las células grasas y mejorías a nivel del tejido conjuntivo, contribuyendo a mejorar el aspecto de la piel por medio de vibraciones de alta frecuencia.

Es decir que esta nueva combinación se convierte en una excelente opción para terapias corporales, potenciando resultados y logrando mejorías altamente significativas en nuestros pacientes.

Conozca todas las líneas de productos Sveltia en nuestra Tienda Online: https://tienda-sveltia.com.ar/

Dra. Gabriela Corin

Médica Cirujana

MP 26051-2
CE 11598